Pompadour lanza la primera infusión con probióticos del mercado español en dos variedades

Pompadour lanza la primera infusión con probióticos del mercado español en dos variedades

Publicado el 8 de Febrero de 2022 / Dieta y salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los probióticos como “microorganismos vivos que, cuando son administrados en cantidades adecuadas, confieren beneficios para la salud del huésped”. Esta organización apunta a que cada vez existen más estudios e investigaciones que afirman que estas minúsculas bacterias pueden tener “un papel muy importante” en las funciones inmunitarias, digestivas o respiratorias, además de que pueden aportar efectos positivos en el alivio de distintas enfermedades.

Pompadour lanza la primera infusión con probióticos del mercado español en dos variedades

La institución de ámbito internacional, tras investigar durante años este campo, concluye que efectivamente los probióticos son útiles para la prevención de algunas patologías y, de hecho, anima a la comunidad médica a seguir estudiándolos para prevenir y tratar dichas afecciones. Concretamente, un artículo publicado por expertos de la Universidad de Granada recapitula sus beneficios sobre diferentes dolencias como: diarrea, enfermedades inflamatorias intestinales, intolerancias alimenticias, ulceras, infecciones del tracto respiratorio, colesterol o alergias, entre otros.

¿Cómo pueden mejorar los probióticos nuestra salud?

Los probióticos pueden mejorar la salud a través de varios mecanismos específicos:

  • Interactuar con otros microorganismos de nuestro microbioma.
  • Estimular el crecimiento de bacterias beneficiosas en nuestro microbioma.
  • Inhibir el crecimiento de bacterias dañinas en nuestro microbioma.
  • Interactuar directamente con los órganos de nuestro cuerpo, como el intestino.
  • Producir compuestos que reducen la inflamación o alivian el intestino permeable.
  • Modular nuestro sistema inmunológico.

Por estas razones, los probióticos han comenzado a extenderse y utilizarse a nivel comercial y son numerosos los alimentos a través de los que pueden consumirse, este es el caso de los yogures o el kéfir, por ejemplo. Ahora, y de la mano de Pompadour, por primera vez en España, podemos encontrar estos probióticos en una infusión.

Infusiones con Probióticos Pompadour

Se trata de un producto totalmente novedoso y diferenciador que se presenta en dos variedades: con jengibre o con manzanilla. En ambos casos, destacar que estas infusiones solo aportan 4 calorías por ración, a diferencia de los productos probióticos existentes en alimentación, que incluyen un mayor contenido energético.

Estas innovadoras infusiones contienen un probiótico patentado, ideado para resistir las altas temperaturas a las que se prepara la infusión, que consigue más de 250 millones de cultivos por infusión preparada a partir de 1 bolsita. Concretamente, para la nueva gama de probióticos hemos empleado la cepa patentada Bacillus coagulans GBI-30 6086.

El objetivo de este producto es que los amantes de las infusiones puedan disfrutar de los beneficios que se le atribuyen a los probióticos desde la comunidad médica en general, a la vez que saborean una exquisita combinación de plantas naturales. ¡Os hablamos de las dos variedades Pompadour disponibles!

 

Infusión con Probióticos y Jengibre

Pompadour ha creado la infusión con jengibre e hinojo, acompañada de los beneficios de los probióticos. El jengibre es un alimento considerado “funcional”, y numerosos estudios han demostrado su acción antioxidante gracias a sus polifenoles, por ello, según una tesis realizada en Córdoba, “es protector frente a los fenómenos de daño oxidativo y tiene efectos terapéuticos en un elevado número de patologías”. Por otro lado, el hinojo ya era utilizado por los farmacéuticos de la antigüedad por sus propiedades carminativas, digestivas y diuréticas, de ahí que la combinación de estos elementos lo hace ideal para aquellas personas que quieren cuidarse.

Infusión con Probióticos y Manzanilla

Además, Pompadour ha diseñado una variedad clásica que acompaña los probióticos con ingredientes digestivos como la manzanilla, el hinojo, el anís o regaliz. En este caso, los efectos positivos de la manzanilla sobre la salud digestiva han sido demostrados en numerosas investigaciones y a lo largo de muchos siglos. Asimismo, esta mezcla incluye anís, al que los estudios le atribuyen capacidad carminativa y digestiva. Por tanto, se trata de una infusión digestiva ideal para consumir después de las comidas.

En ambos casos, la preparación de la infusión es la misma: es necesario verter 200ml de agua hirviendo sobre una bolsita y dejar infusionar a 75º-80ºC durante 4 minutos. ¡Se recomienda una sola bolsita por taza!