Cinco consejos para enfrentarse a la astenia primaveral

Cinco consejos para enfrentarse a la astenia primaveral

Publicado el 12 de Abril de 2022 / Dieta y salud

Todos hemos oído hablar alguna vez de la ‘astenia primaveral’. El diccionario de la Real Academia Española define el concepto de ‘astenia’ como la falta o decaimiento de fuerzas caracterizado por apatía, fatiga física o ausencia de iniciativa. Se trata de una sensación que nos invade y suele coincidir con los cambios de temperatura, en este caso, con la llegada de la primavera y el aumento del calor, algunas personas experimentan una sensibilidad diferente que les hace más costoso llevar el día a día.

Cinco consejos para enfrentarse a la astenia primaveral

Según un artículo publicado por la mayor editorial de libros de medicina y literatura científica del mundo, Elservier, “se estima que entre un 10 y un 20% de los pacientes que acuden a la consulta del médico de familia durante las primeras semanas del período primaveral lo hacen por cuadros asténicos”. Es decir, se trata de una cifra considerable que hace que, aunque esta sintomatología no sea catalogada como enfermedad común por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sí tenga que ser tenida en cuenta a la hora de tomar una serie de precauciones si queremos evitarla.

 

Además, tal como especifica el mismo artículo, “se estima que aproximadamente un 2% de la población sufrirá sus efectos en alguna etapa de su vida, siendo más probable que tenga lugar en la franja de edad que va de los 20 a los 50 años”. Por ello, para lograr sortear los efectos de la astenia primaveral es importante cuidarse a cualquier edad y desde Pompadour queremos ofreceros una serie de consejos.

 

1. Hidratarse.

La Agencia Española de Consumo lleva años advirtiendo a la población de la importancia de mantenerse hidratado. De hecho, uno de los puntos más destacados entre los hábitos de vida saludables, es el consumir suficiente agua todos los días. La recomendación general es de entre 8 y 10 vasos de agua diarios, aunque todo depende del peso de la persona. Además del consumo frecuente de agua, se pueden incluir otras bebidas como las infusiones, que nos ayudarán a mantenernos hidratados, además de disfrutar de los beneficios y el sabor de las plantas naturales, con lo cual resultará mucho más sencillo alcanzar el objetivo.

 

2. Actividad física.

Según algunos estudios realizados a nivel mundial, una de cada cuatro personas adultas no alcanza los niveles de actividad física recomendados por la OMS. La práctica de ejercicio de forma regular es una excelente forma de prevenir numerosas enfermedades, pero en la materia que nos ocupa, la astenia primaveral, está demostrado que hacer deporte reduce los síntomas de la depresión y ansiedad.

 

3. Descansar lo suficiente.

Muy relacionado con el apartado anterior, estaría la necesidad de descansar el tiempo suficiente cada día para evitar los síntomas de la astenia. El deporte es una actividad que repercute muy positivamente en este capítulo, ya que cansarnos físicamente hará que descansemos mucho mejor por la noche. Otra de las recomendaciones en este sentido es comer ligero al finalizar el día y adelantar la hora de la cena, algo que nos permitirá conciliar mucho mejor el sueño y ayudará al descanso.

 

4. Actividades al aire libre.

Los expertos recomiendan realizar actividades al aire libre para paliar los síntomas de la astenia primaveral. Tomar el sol, estar en contacto con la naturaleza, caminar por la playa o tomar una infusión en una terraza, son algunas de las ideas que os damos desde Pompadour para cumplir con esta recomendación. “El sol es una fuente de vitalidad”, dicen los estudiosos en la materia, y el contacto con la naturaleza, según algunas investigaciones, hace que mejoren la autoestima y la capacidad cognitiva, entre otros beneficios. Por lo tanto, disfrutar de momentos de relax en el exterior es casi una obligación, sobre todo tras los últimos años que hemos vivido a causa de la pandemia.

 

5. Ayudar a nuestras defensas.

La Universidad Complutense de Madrid publicó un artículo ya en 2007 titulado “Probióticos: potencial para prevenir y curar”, un texto en el que se recopilan los diferentes usos terapéuticos de estos microorganismos de los que tanto se habla últimamente. En el estudio, se afirmaba que “el rendimiento del sistema inmune se ve ligeramente incrementado por acción de los probióticos, disminuyendo las enfermedades asociadas a la inmunodepresión”, por ello, se consumen históricamente de manera habitual y preventiva.

Desde Pompadour hemos lanzado recientemente infusiones que contienen un probiótico patentado, ideado para resistir las altas temperaturas a las que se prepara la infusión, que consigue más de 250 millones de cultivos por infusión preparada a partir de 1 bolsita. Esta variedad es una de las que incluye nuestro ‘Pack defensas’, una caja con cuatro tipos de infusión especialmente diseñadas para ayudar a las defensas. Equinácea Plus, Propóleo Plus, Respira Bien y Probióticos con Jengibre, son las cuatro infusiones que encontrarás en este estuche que incluye una caja vintage de regalo. El complemento perfecto para sobrellevar la astenia primaveral.