Helado de té verde matcha


Si eres un amante del té, disfrutaras de esta versión helada para los días calurosos de verano. Un helado casero al alcance de cualquiera sin necesidad de utilizar heladeras o de estar apenas encima.

Es un helado realmente fácil de realizar y además no hemos de estar pendientes de batirlo durante la congelación para evitar la cristalización, por lo que agiliza aún más el proceso de elaboración. Con esta receta conseguirás un helado muy cremoso sin necesidad de esfuerzo alguno y con el que seguro que te refrescas este verano.

Ingredientes

Todo lo necesario para preparar la receta

Preparación

Paso a paso

1

En un bol ponemos la leche condensada y añadimos el té matcha en polvo

2

Mezclamos bien con ayuda de unas varillas

3

Añadimos la nata montada y la integramos mediante movimientos envolventes con ayuda de una espátula

4

Llevamos la mezcla al congelador hasta que solidifique

5

Ya puedes disfrutar de tu helado ¡pero ándate con cuidado! ya que es un helado muy calórico