Romero

Romero

Rosmarinus officinalis L.


Descripción:

El romero es un arbusto leñoso perenne de hasta 2 metros de altura que presenta numerosas ramificaciones. Florece dos veces al año, en primavera y en otoño.

Recomendaciones:

Según la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y ESCOP (European Scientific Cooperative On Phytotherapy), los preparados de hoja de romero y el aceite esencial se emplean por vía oral en el tratamiento sintomático de trastornos digestivos particularmente debidos a deficiencias hepatobiliares, así como en caso de espasmos leves del tracto gastrointestinal. En medicina popular, la esencia de romero se emplea como estimulante del cuero cabelludo.

Contraindicaciones:

No se han encontrado.

Acciones farmacológicas:

Se conoce que la hoja de romero posee, fundamentalmente, acción colerética y colagoga, hepatoprotectora y antiinflamatoria; de sus extractos, que ejercen una potente actividad antioxidante; del aceite esencial por vía tópica que posee acción revulsiva y estimulante de la circulación además de ser un buen antiespasmódico y anticonvulsivo y efectivo como antibacteriano y antifúngico frente a un amplio número de microorganismos.

Modo de empleo:

La hoja de romero se emplea por vía oral y tópica, ya sea en infusión o en forma de extractos y otros preparados galénicos. La EMA considera que no existe suficiente documentación para recomendar el uso de los preparados de romero en niños menores de 12 años.

Precauciones:

Los preparados de romero no se deben utilizar por vía oral en caso de obstrucción de vías biliares, colangitis, trastorno hepático, cálculos biliares u otros trastornos biliares que requieran supervisión médica.