Prímula

Prímula

Primula veris


Descripción:

La prímula es considerada una planta silvestre comestibles. Sus hojas frescas y tiernas se suelen utilizar en ensaladas y postres, dando un toque original a los platos. Además, si se maceran sus flores en vino éstas le confieren un aroma genuino.

Recomendaciones:

Tanto la EMA (Agencia Europea del Medicamento) como la ESCOP (European Scientific Cooperative On Phytotherapy) aceptan su uso tradicional como expectorante y mucolítico en afecciones respiratorias causadas por la gripe, resfriados, bronquiolitis, asma o sinusitis.

Acciones farmacológicas:

Existen diferentes campos de acción de esta planta; algunos, aceptados por la medicina tradicional y otros solamente por la popular y tradicional. Sus fines medicinales pasan por el tratamiento de las afecciones bronquiales, así como para tratar la tos persistente con dificultad para expulsar la mucosidad. Es muy utilizada en homeopatía.

Modo de empleo:

En raíz, en flor o en aceites esenciales. La cantidad diaria recomendada en bebés de 6 meses a 1 año es de 1,5 gr; en niños a partir de 1 año hasta 3 gr, infusionándola en 250 ml de agua hirviendo.  

Precauciones:

Dada la presencia de pelos glandulares en las hojas de la planta Prímula, muchas personas con solo tocarlas pueden sufrir reacciones cutáneas.