Mate

Mate

Ilex paraguariensis


Descripción:

Se denomina mate a la infusión realizada con hojas de yerba mate; estas son previamente secadas, cortadas y molidas. El mate tiene un sabor amargo debido a los taninos de sus hojas por lo que mucha gente endulza la infusión con azúcar, miel, Stevia o endulzante no calórico. Esta bebida es muy consumida en Argentina, Uruguay y Paraguay, así como al sur de Brasil, Bolivia o Chile.

Recomendaciones:

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su uso tradicional para el tratamiento de la fatiga y la sensación de cansancio, así como para aumentar la diuresis, como terapia de lavado de las vías urinarias y coadyuvante en afecciones urinarias leves.

Contraindicaciones:

Las infusiones de mate, así como cualquier forma de empleo, está contraindicada para las personas con alergia a la cafeína o a otras xantinas, en pacientes con alteraciones cardiovasculares graves, úlcera gastroduodenal, epilepsia, insomnio, mujeres embarazas o en periodo de lactancia, así como en niños menores de 12 años.

Acciones farmacológicas:

La planta de mate contiene un alto contenido en cafeína, un estimulante del sistema nervioso central que aumenta el estado de vigilia y tiene un efecto ergogénico (lo que aumenta la capacidad de realizar esfuerzos físicos). Además, produce estimulación cardiaca, y de musculatura esquelética.

Modo de empleo:

La forma de empleo más habitual del mate es la infusión; pudiendo llegar a consumirse hasta 3 – 4 veces al día, teniendo en cuenta la dosis (gramos).

Precauciones:

El empleo de la hoja de mate a dosis terapéuticas no presenta toxicidad. En dosis altas puede aparecer excitación, insomnio, gastritis, náuseas y taquicardia por su contenido en cafeína. Los efectos adversos de la cafeína son, en general, leves y transitorios, aunque frecuentes.