Manzanilla

Manzanilla

Matricaria recutita


Descripción:

La manzanilla es una de las plantas más populares que existen en la tierra. También recibe el nombre de camomila y es una de las plantas más apreciadas por todo el mundo por ser una alternativa completamente natural.

Contraindicaciones:

Es importante no aplicar en forma de baños en heridas abiertas, afecciones extensas, inflamaciones cutáneas agudas o con fiebre elevada. La planta fresca rara vez puede ocasionar dermatitis de contacto.

Acciones farmacológicas:

Según ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy) el uso de la planta de manzanilla por vía oral es recomendable para paliar los síntomas de trastornos digestivos, así como estados inflamatorios, flatulencia y náuseas. Además, por vía tópica, se indica para aliviar inflamaciones, irritaciones e infecciones de la piel y las mucosas.

Modo de empleo:

El modo de empleo varía según el uso que se le dé a la planta. Su flor tratada para tomarse como infusión es la manera más común de consumo, y es la más utilizada para aliviar los síntomas del resfriado así como las diversas afecciones gastrointestinales leves nombradas anteriormente pero también se suele utilizar su aceite esencial para tratamientos tópicos.