Malvavisco

Malvavisco

Althaea officinalis


Descripción:

Las raíces y hojas de malvavisco contienen mucílagos, una sustancia pegajosa que ayuda a reducir la irritación de la garganta y del estómago. Las raíces de dicha hierba son generalmente recolectadas durante los meses de octubre y noviembre.

Recomendaciones:

En el caso de la tos seca e irritación orofaríngea o gastrointestinal, la EMA aconseja no  superar nunca los 15 gr. diarios.

Contraindicaciones:

El malvavisco puede producir dermatitis o irritación por contacto directo de la planta fresca con la piel.

Acciones farmacológicas:

El uso de la raíz del malvavisco para el tratamiento propio de la irritación oral o faríngea asociado a una tos seca así como para el alivio de las molestias gastrointestinales son las dos afecciones que defiende la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Modo de empleo:

Generalmente, el malvavisco se utiliza macerado en jarabe o en diversos extractos que suelen ser diluidos en agua.

Precauciones:

Debido a los mucílagos, puede verse reducida la absorción de otros fármacos si se administran de forma concomitante.