Limonero

Limonero

Citrus limonum


Descripción:

El limonero es un árbol frutal perenne de la familia de las rutáceas. Aunque se pueden utilizar sus hojas para hacer infusiones, medicinalmente se emplea sobre todo su fruto, el limón.

Recomendaciones:

Se recomienda el uso del limonero para resfriados, gripe, convalecencia, inapetencia, así como otros usos tópicos como aftas, anginas, otitis o psoriasis, entre otros usos reconocidos.

Contraindicaciones:

Está contraindicado en casos de desmineralización, anemia, raquitismo, fragilidad de los huesos, inflamación de las encías, dientes flojos y muy cariados, llagas o cualquier tipo de grieta o herida en la piel.

Acciones farmacológicas:

El aceite esencial es antiséptico, eupéptico, carminativo y diurético.

Modo de empleo:

Se puede utilizar desde las hojas hasta su aceite esencial y jugo. En la infusiones suele utilizarse mezclados con otros ingredientes que aportan al preparado un sabor particular.

Precauciones:

El empleo excesivo del limón tiende a producir efectos adversos como gastritis e irritación. Además, también puede causar alergias, quemaduras y desgaste del esmalte dental.