Judía

Judía

Phaseolus vulgaris L.


Descripción:

Las judías son uno de los alimentos más antiguos conocidos por el hombre, formando parte de su dieta desde tiempos remotos. Poseen un alto contenido en proteínas y fibra, siendo en sí una fuente excelente de minerales. En gran parte de España también se les da el nombre de alubias, habas o habichuelas aunque también son conocidas, especialmente en Latinoamérica, como frijoles.

Recomendaciones:

La EMA (Agencia Europea del Medicamento) aprueba su uso tradicional para aumentar la eliminación de orina, como coadyuvante en las afecciones urinarias menores. Estudios sugieren el uso de la judía en el tratamiento del sobrepeso y la diabetes.

Contraindicaciones:

El consumo en ciertas cantidades produce flatulencias debido a la rafinosa, no es tóxico pero sí puede resultar molesto.

Acciones farmacológicas:

Tradicionalmente se ha considerado un diurético suave y antidiabético.

Modo de empleo:

La EMA y la Comisión Europea recomiendan no superar la ingesta de más de 2,5 – 5 g en infusión en 2 – 6 tomas a día.

Precauciones:

En la judía existen algunas sustancias tóxicas, pero esta toxicidad solo se presenta cuando están crudas ya que la cocción destruye dichos componentes.