Clavo de olor

Clavo de olor

Syzygium aromaticum


Descripción:

El clavo de olor es una hierba aromática originaria de Indonesia con beneficios medicinales y de usos culinarios. Su utilización es muy antigua; se sabe que en el año 266 A. C. los oficiales del ejército chino utilizaban esta especia para combatir el mal olor de boca, sobre todo antes de las entrevistas con el Emperador.

Recomendaciones:

ESCOP (European Scientific Cooperative On Phytotherapy) aprueba el uso del aceite esencial de clavo para el cuidado bucodental (como desinfectante) y como tratamiento a corto plazo de las odontalgias (como anestésico). De la misma manera, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso tradicional del aceite esencial de clavo en procesos inflamatorios de la mucosa bucofaríngea, así como remedio de urgencia para el alivio del dolor de muelas provocado por la caries dental.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad al aceite esencial o al bálsamo de Perú.

Acciones farmacológicas:

Se conoce que el clavo muestra actividad antiséptica, antibacteriana, antifúngica, antiviral, antiespasmódica y anestésica local.

Modo de empleo:

El clavo se emplea principalmente como especia. Sin embargo, tras un proceso de secado también puede utilizarse en combinación con otras plantas, como el jengibre o la canela, para la realización de infusiones.

Precauciones:

El tratamiento con esencia de clavo en odontología, tanto diluido en forma de gargarismos como sin diluir, es una medida provisional que no debe prolongarse más de una semana, debido a la posible aparición de efectos secundarios.