Cáscara de Cacao

Cáscara de Cacao

Theobroma cacao


Descripción:

Theobroma cacao significa, en griego, <>. Aunque el primer registro escrito del uso de la palabra cacao se halló en la cultura maya; los antiguos pobladores mexicanos lo consideraban un árbol divino. Desde entonces sus usos han estado muy vinculados al tratamiento de algunas enfermedades como el asma, la debilidad, la diarrea, los cólicos e incluso el envenenamiento.

Recomendaciones:

Existen evidencias que confirman que, debido a la riqueza en flavonoides, puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares debido a la bioactividad de ciertas procianidinas.

Contraindicaciones:

No es recomendable ingerir grandes cantidades si se padece hipertensión arterial y nerviosismo ya que el cacao contiene cafeína. Debido a su alto contenido de taninos, no se recomienda su ingesta en caso de estreñimiento y hemorroides.

Acciones farmacológicas:

La cáscara de cacao es muy rica en flavonoides, tanto como el té verde, lo que puede ofrecer numerosos beneficios para la salud. Además, también es rico en minerales como hierro, cobre y magnesio. La teobromina es el principal alcaloide encontrado en esta planta, aunque la teofilina parece más interesante pues se sabe que es un potente estimulante cardiovascular y del sistema nervioso central, con propiedades diuréticas y relajante de los músculos bronquiales.

Modo de empleo:

La cáscara de cacao se consume normalmente en infusión y se recomienda tomar dos veces al día. Además, tiene varios usos culinarios, aunque su principal uso es como espesante natural con múltiples usos en la industria alimentaria.

Precauciones:

A pesar de sus numerosos beneficios hay que tomarlo en cantidades adecuadas si se quieren evitar efectos secundarios.