Aloe

Aloe

Aloe ferox


Descripción:

El aloe es una de las plantas medicinales más populares. Es normal tenerla entre las plantas ornamentales de nuestros hogares, no exclusivamente por su fácil cuidado y su belleza sino también porque es muy recurrente ante imprevistos como leves quemaduras o la necesidad de hidratar una zona cutánea.

Recomendaciones:

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) acepta su uso como laxante en caso de estreñimiento ocasional en tratamientos cortos. A su vez, aprueba el uso en gel para el tratamiento de heridas, quemaduras, irritaciones e inflamaciones de la piel.

Contraindicaciones:

El acíbar no es recomendable cuando se tiene una hipersensibilidad hacia la planta de aloe.

Acciones farmacológicas:

El aloe posee acción laxante, más o menos intensa según la dosis. Pertenece al grupo de los laxantes estimulantes. Además, el gel de aloe posee acción cicatrizante y es muy utilizado en heridas como antiviral y en quemaduras.

Modo de empleo:

Del aloe puede ser utilizado el polvo y los extractos acuosos e hidroalcohólicos así como la planta seca, que es la más utilizada para hacer infusiones.

Precauciones:

Su uso crónico puede producir alteraciones del equilibrio electrolítico.