Ajo

Ajo

Allium sativum


Descripción:

El ajo es un elemento indispensable en las cocinas y tiene un valor culinario, medicinal e histórico, de gran peso. La planta del ajo es oriunda del centro de Asia, aunque actualmente ya se cultiva en las zonas tropicales y templadas de todo el mundo.

Recomendaciones:

La ESCOP (European Scientific Cooperative On Phytotherapy) lo recomienda como coadyuvante en la profilaxis de la aterosclerosis y para el tratamiento de las hiperlipidemias. También para mejorar la circulación en los trastornos vasculares arteriales periféricos. Por su acción antimicrobiana es útil para combatir los catarros y otras infecciones del tracto respiratorio. Por otro lado, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su uso tradicional como coadyuvante en la prevención de la aterosclerosis y el alivio de los síntomas del resfriado común.

Contraindicaciones:

La administración de dosis muy altas puede dar lugar a efectos indeseables tales como diarrea, irritación de las mucosas, sensación de ardor y molestias gástricas. Entre los efectos secundarios del ajo se encuentra el olor característico del aliento y del sudor, dolor abdominal, flatulencia, sensación de plenitud...

Acciones farmacológicas:

En estudios in vitro se ha observado que distintos preparados de ajo pueden inhibir algunos de los enzimas implicados en el metabolismo del colesterol y de distintos enzimas lipogénicos. En ensayos in vivo se ha podido constatar la actividad antiagregante plaquetaria de los derivados azufrados del bulbo de ajo. La actividad antioxidante también ha sido demostrada en diversos estudios in vitro e in vivo. Se ha comprobado la actuación de distintos preparados de ajo frente a numerosos virus.

Modo de empleo:

El ajo se usa generalmente como alimento en la cocina. Además, puede utilizarse para la realización de infusiones mezclado con otros ingredientes. 

Precauciones:

Debido a su efecto antiagregante plaquetario, se aconseja precaución en caso de hemorragias activas, pre y post-operatorios, trombocitopenia y pacientes con úlcera gástrica o gastritis.